La idea de las cocinas abiertas son tendencia desde que esta pasó a ser la protagonista de los hogares, estos espacios abiertos nos han hecho olvidar las barreras y han creado un ambiente más agradable. El objetivo de esta tendencia es eliminar paredes y unificar los espacios entre la cocina y principalmente la sala o el comedor.

La unión de la cocina con otros espacios del hogar ha logrado que la persona que se encuentra en ella cocinando o realizado otras tareas, no se sienta solo o excluido de los demás, creando espacios más cálidos y amenos.

Una de las principales características es que otorga una sensación de mayor amplitud, ideal para aquellas viviendas pequeñas. Además, al crear espacios abiertos hay mayor facilidad de que fluya la luz natural, creando espacios más placenteros.

Al convertirse en espacios más grandes brinda la posibilidad de integrar elementos de cocina que en una cerrada sería difícil, como por ejemplo una isla.

Al agrupar los espacios se crea la posibilidad de usos, brindando la oportunidad de realizar varias tareas al mismo tiempo. Por ejemplo, no perder de vista a los niños mientras se está cocinando.